¿Tienen alma los animales?

¿Tienen alma los animales?
por Stacy Mantle

El otro día estaba hablando con un compañero de trabajo cuando éste me informó de que los animales no tienen emociones. Esto fue justo después de decirme (el día que eutanasié a mi perro de 17 años) que los animales no tienen alma y que, por lo tanto, nunca disfrutarán del cielo. Bueno, este compañero tiene la desventaja de ser lo que yo llamo un “bibliófilo”. De hecho es un Cristiano renacido. No tengo nada en contra de los cristianos ni en contra de la religión en general. Sin embargo sí tengo algo en contra de que este compañero divulgue información incorrecta.

Los animales tienen emociones y tienen alma, y les diré por qué lo sé.En más de veinte años trabajando con animales, no he visto nunca a un gatito enganchar a un bebé humano vivo con cinta adhesiva al firme de una autopista. Tampoco he visto a ningún gato divertirse prendiéndole fuego a una persona. Nunca he ido de excursión al desierto y me he encontrado un niño al que unos perros han dejado atado a un estaca,sin comida ni agua, para causarle una dolorosa muerte en el calor sofocante del desierto. Nunca he visto que un gallo forzara a dos humanos a luchar en un ring con cuchillas en los pies mientras los gallos hacen apuestas sobre cuál morirá primero. No he visto a ningún cachorro de perro meter a ocho niños en un saco y ahogarlos en el río. Tampoco he visto a ningún águila apuntar con un rifle a un hombre desarmado. Ni que un oso mate a una persona sólo para colgar su cabeza en la pared de su cueva. Y hasta el día de hoy, nunca he visto a una paloma conducir su coche por la calle para atropellar a toda persona que paseara alrededor de un parque.

Déjenme contarle lo que sí he visto. He visto a mis gatos dormir cerca de mí para darme calor cuando estaba enferma. He visto a mis perros hacerme gracias sólo para obligarme a sonreír. He visto a una gata entrar corriendo en una casa en llamas no una, ni dos, sino seis veces para salvar a sus gatitos, lo que a punto estuvo de costarle la vida. He visto a un hurón sacar a un gatito asustado de un profundo agujero en el suelo. He visto a un coyote ir a buscar a
otro perro para conseguirle la atención médica que necesitaba. He visto a un perro al que le encanta saltar sobre la gente abstenerse de hacerlo conmigo cuando me lesioné la espalda. He visto a elefantes llorar. He visto monos que chillaban por empatía cuando uno de los suyos resultaba herido. He visto a perritos que gemían toda la noche cuando los separaban de su madre. He visto a un perro alejar a rastras a un niño del fuego.

Éstas son sólo unas pocas de las cosas que he visto. Mencionarlas todas me llevaría una vida entera y creo que ya han entendido lo que quiero decir. En cuanto a lo del alma… Bien, es mi humilde opinión que si tienes emociones, cualquier tipo de emociones, es que tienes alma. Casualmente, el papa de la Iglesia Católica Romana declaró recientemente que él también lo cree así.

Claro está que no puedo demostrar que los animales tengan alma. Pero a fin de cuentas, tampoco puedo demostrar que tú o yo la tengamos. Y para todos aquellos que crean firmemente que los animales no tienen alma – pues, supongo que si realmente existe un cielo, lo más probable es que a algunos les toque limpiar las cajas de arena…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s